#CómoSalimosDeEsta

Perú 2006-2022: Eppur si muove

Economía y Política en el Perú, o porque parece que se sigue moviendo.

"¿Sabéis lo que suelen decir los guerrilleros? Pretenden que sus rebeliones son invulnerables a la guerra económica porque carecen de economía, alegando ser parásitos de aquellos a quienes se proponen derribar. Los muy necios no valoran la moneda con la que tendrán inevitablemente que pagar. El esquema es inexorable en sus fracasos degenerativos. Se ve repetido en los sistemas de esclavitud, de los estados liberales, de las religiones organizadas en castas, de las burocracias socializantes, en cualquier sistema, en suma, que cree y mantenga dependencias. Tolera un parásito por demasiado tiempo, y no podrás vivir sin un huésped". Los Diarios Robados.

Frank Herbert, Dios Emperador de Dune

Publicado: 2022-12-09

Resumen de últimos 5 años en Peru: Siete (7) presidentes (Kuczynski, Vizcarra, Araoz, Merino, Sagasti, Castillo y ahora Boluarte); Pandemia de Covid; dos cierres del Congreso (uno efectivo, uno no logrado hace horas); tres (3) renuncias de presidentes. Diversos proyectos mineros que no han avanzado y otros que han tenido que retroceder en su despliegue. Varias filtraciones de información por brechas de ciberseguridad en entidades públicas, una inflación creciente y una batalla por reencontrar un equilibrio social para retomar el camino del crecimiento económico y con ello la adecuada redistribución de la riqueza.

Del 2006 al 2022 hemos tenido 9 presidentes (dos culminaron sus periodos normales del 2006 al 2016), el resto en los últimos 6 años. Sin embargo en el mismo período hemos tenido solo un presidente del Banco Central de Reserva: Julio Velarde Flores, considerado varias veces el mejor banquero central de América Latina y también considerado el mejor banquero central del mundo (2015). En parte esto es la respuesta a que con tanta crisis continua mantengamos a flote el país, muchos dírian que él (Julio Velarde) lo mantiene a flote.

Pero ¿esta inestabilidad impacta sobre los proceso económicos del Perú?. La respuesta es si. Aun por mas experto y con dotes de mago financiero que pueda tener Velarde la respuesta a porque con tanta inestabilidad política nos podemos seguir moviendo esta mas ligado a la inercia del crecimiento en especial del 2001 al 2011 (y algunos agregarían hasta el 2014). Hubo Inversión creciente (en especial en minería y agroexportación), estabilidad financiera (que aún se mantiene con un dólar relativamente bajo comparado con el resto de la región), reglas relativamente claras para el empresariado, reducción de pobreza (durante el período de Alan García 2006-2021 se redujo la pobreza de 30,8% al 25,8%), y por ende crecimiento económico en dicho período (un 7.8% en promedio anual).

Pero los aires comenzarían a cambiar hacia 2011, con un reenfoque sobre la minería y su impacto medioambiental (siendo que no se trataba de la gran minería sino de la informal, pero a la hora efectiva del análisis no se separaban); cambios que aunque el país seguía creciendo su velocidad de crecida disminuyo, hacia una inercia de crecimiento.

Del 2016 la inestabilidad política con una serie de presidentes electos y designados (por renuncia o destitución de otros presidentes) aunado a reducción del valor de los minerales, y las restricciones por la pandemia que mostraron un grave problema de distribución de riqueza en el Perú: habíamos estado creciendo económicamente pero entre la corrupción de funcionarios y la ineficacia / ineficiencia de gestión de distribución no teníamos para enfrentar una pandemia, perdiéndose miles de vidas y a su vez impactando sobre la producción, que volvió a crecer en informalidad y a su vez aumento en el nivel de pobreza, desandando el camino avanzado en gobiernos previos.

Y aún así estamos frente a que no hemos terminado de caer, porque aún siguen las exportaciones, pero nos enfrentamos a cada menor inversión de largo plazo (en el caso de minería de exploración; en el caso de otras industrias en I+D+i), pero eso también ha implicado la repartición de utilidades mas altas a los accionistas, porque el dinero no se reinvierte, y esto impactará en los próximos años de la economía. Hemos de añadir que una inversión gubernamental en la Refinería de Talara (para el poco petróleo que tenemos en nuestros yacimientos) más un rescate financiero de la empresa estatal de Petróleos también pueden afectar la caja para los próximos años, al no tenerse retorno pronto.

Es decir aun tenemos ahorros en el banco (cada vez menos, pero aún los tenemos); tenemos algunas joyas de la abuela y aún de vez en cuando nos salen algunos buenos negocios; pero es el empuje de la gente, de no rendirse, del día a día, del “peruano chambero”, el que se “recursea” y no se rinde, el que permite que no nos vayamos al fondo, económicamente hablando. Ese peruano, esta de lado del quehacer político, y eso también puede ser parte del problema. Disociamos la economía de lo político y quizás el camino sea volverlos a juntar.

Aun esta historia tiene para largo, pero ni Velarde es eterno, ni la capacidad de inventiva es eterna; las políticas económicas que deberá desplegar en breve la flamante presidenta Dina Boluarte, pueden marcar el inicio del resurgimiento o ser la última decisión antes del punto de no retorno.


Escrito por

Erick Iriarte Ahon

Si he de empezar por un lado a describir lo que soy, solo puedo decir, que no soy lo esperado.


Publicado en

Lex Digitalis

Sobre el Derecho y ....