#SinCienciaNoHayFuturo

@coyotegris

Definiendo la Cuarta Revolución Industrial desde la realidad peruana.

Publicado: 2020-11-19

Klaus Schwab, del Foro Económico Mundial (WEF) planteó en su obra “La cuarta revolución Industrial” que “La cuarta revolución industrial, no obstante, no solo consiste en máquinas y sistemas inteligentes y conectados. Su alcance es más amplio. Al mismo tiempo, se producen oleadas de más avances en ámbitos que van desde la secuenciación genética hasta la nanotecnología, y de las energías renovables a la computación cuántica. Es la fusión de estas tecnologías y su interacción a través de los dominios físicos, digitales y biológicos lo que hace que la cuarta revolución industrial se fundamentalmente diferente a las anteriores”.   

Según información del Foro Económico Mundial, las transformaciones que evidenciamos en el marco de esta Cuarta Revolución Industrial difieren de las anteriores revoluciones industriales en tres elementos centrales: la velocidad de su desarrollo, la amplitud de su alcance y el impacto sistémico que esta tendrá en el planeta.

Klaus Schwab habla sobre estos tres elementos “Hay tres razones que, sin embargo, sostienen mi convicción de que una cuarta y distinta revolución está en marcha:

Velocidad: Al contrario que las anteriores revoluciones industriales, esta está evolucionando a un ritmo exponencial, mas que lineal. Este es el resultado de un mundo polifacético y profundamente interconectado en que vivimos, y del hecho de que la nueva tecnología engendra, a su vez, tecnología más nueva y más poderosa.

Amplitud y profundidad: Se basa en la revolución digital y combina múltiples tecnologías que están llevando a cambios de paradigmas sin precedentes en la economía, los negocios, la sociedad y las personas. No solo está cambiando el “qué” y el “cómo” hacer las cosas, sino el “quiénes somos”.

Impacto de los sistemas: Se trata de la transformación de sistemas complejos entre (y dentro de) los países, las empresas, las industrias y la sociedad en su conjunto.”

Para Mario Cimoli, Secretario Ejecutivo Adjunto de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), “la revolución digital está transformando las cadenas de valor, su funcionamiento y las estructuras de poder, al tiempo que está redefiniendo los sectores productivos tradicionales y creando nuevos sectores. La digitalización y automatización de los procesos productivos y el surgimiento de nuevos modelos de negocios requieren nuevas habilidades, más complejas, en el mundo del trabajo”.

Salvo el Acuerdo Nacional y la CODESI no hay una entidad que tenga la responsabilidad de los temas digitales del Perú de una manera institucional y transversal a todo el estado, mucho menos hay una entidad que lleve la vocería a nivel internacional en la posición del Perú, y es que hasta la construcción de la Política 35 del Acuerdo Nacional no se tenía claramente delimitida la Política de Estado que daba norte al quehacer digital en el país; pero la misma política reconocia la falta de una institucionalidad en el tema. Añadido a lo anterior no hay una posición tomada como estado frente a la 4ta Revolución Industrial, aún cuando participamos de un espacio como OECD que ya ha avanzado diversos documentos y declaraciones, aún varias que el Perú ha sido parte, como la reciente sobre Inteligencia Artificial. [1]

A nivel de APEC, el país anfitrión del 2019, ha establecido como uno de los ejes de su presidencia, la integración 4.0, a la cual se refiere como:

“Hoy, la revolución industrial 4.0 está cambiando la forma en que vivimos, cómo hacemos negocios y cómo nos movemos dentro y fuera de las fronteras. La conectividad es un instrumento para lograr la Integración 4.0.

En este contexto, los temas de próxima generación de la Integración 4.0 transformarán los marcos tradicionales de los acuerdos comerciales. La facilitación del comercio, la coordinación entre aduanas, la automatización en la gestión de las fronteras, la convergencia regulatoria, los asuntos de próxima generación en el comercio e inversiones, la participación en las cadenas globales de valor, la movilidad de personas y talentos, junto con las inversiones en infraestructura han adquirido una relevancia de suma importancia. Todos estos elementos son esenciales en el progreso hacia la realización de un área de libre comercio de Asia Pacífico.” [2]

Siendo así no solo es conveniente tener una posición en base a lo expresado por Schwab dado que en si mismo no establece una definición sino las carácterísticas de dicho proceso de (rev)evolución humana. Añadir que dichas características se han ido mejorando desde sus primeros planteamientos en la medida que es un fenómeno en curso y aun no culminado, pero ademas se han ido añadiendo perspectivas desde WEF, OECD y APEC.

Como definición y marco de acción se propone se adopte la siguiente definición.

"Entiendase por 4ta Revolución Industrial “Al proceso de evolución humana donde la velocidad, amplitud y profundidad e impacto de los sistemas, de diversas tecnologías [disruptivas] (tales como cloud computing, nanotecnología, inteligencia artificial, energías renovables, secuenciación genética, biotecnología, ciencia de materiales, vehículos autónomos, impresión 3d, computación cuántica, entre otros), fusionadas entre sí y bajo una interacción a través de los dominios físicos, digitales y biológicos, hacen posible un cambio de percepción del mundo desencadenando un cambio profundo en los sistemas económicos y las estructuras sociales.”  [3]

Notas:

1. https://legalinstruments.oecd.org/en/instruments/OECD-LEGAL-0449  

2. Prioridades APEC https://www.apecchile2019.cl/apec/es/apec-chile/priorities-apec-2019

3. Iriarte, Erick. Definición Cuarta Revolución Industrial, basado en conceptos de Klaus Schwab


Escrito por

Erick Iriarte Ahon

Si he de empezar por un lado a describir lo que soy, solo puedo decir, que no soy lo esperado.


Publicado en

Lex Digitalis

Sobre el Derecho y ....